Son filiales de firmas que administran agua en el mundo

Son filiales de firmas que administran agua en el mundo

Excélsior, comunidad/ 30 Septiembre, 2010
Gabriela Rivera

 

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de septiembre.- Cuatro empresas mexicanas han trabajado con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México en estos 17 años, aunque son filiales de empresas trasnacionales que trabajan en la distribución y explotación del agua en otras partes del mundo.

Agua de México pertenece a Grupo GUTSA, dedicado a la industria de la construcción e infraestructura, y que estuvo asociado por 12 años con la empresa británica United Utilities. Ésta ofrece sus servicios de agua y alcantarillado en países como Australia, Malasia, Nigeria, Tailandia y Canadá.

Proactiva Medio Ambiente SAPSA pertenece a la constructora mexicana ICA, a Fomento de Construcciones y Contratas (originaria de España), a la francesa Vivendi-Veolia, y Proactiva Medio Ambiente, que trabaja en todo Latinoamérica.

Tecnología y Servicios del Agua es sucursal de la también francesa Suez, lo mismo que Industrias del Agua de la Ciudad de México, cuyos dueños son los mexicanos de la minera Peñoles.

Las dos empresas francesas controlan más de 70 por ciento del mercado de suministro de agua a escala internacional: Vivendi opera en más de 90 países y Suez lo hace en 130, las dos están ubicadas entre las compañías más ricas del orbe, con un crecimiento anual de diez por ciento.

Actualmente cada una de estas empresas atiende una cuarta parte del DF de la siguiente manera: Proactiva trabaja en Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero; Industrias del Agua lo hace en Coyoacán, Benito Juárez, Iztacalco y Venustiano Carranza.

Milpa Alta, Xochimilco, Tláhuac e Iztapalapa son de Tecnología y Servicios, mientras que Agua de México funciona en Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Tlalpan.

Además del Distrito Federal, las ciudades Aguascalientes, Saltillo y Cancún trabajan con empresas privadas en materia del agua.

La diferencia radica en que en estos casos sí es una concesión, es decir, la industria explota los pozos y extrae el agua, la distribuye en las ciudades, hace la facturación y los cobros por el servicio, además del mantenimiento a la red.

En el caso del DF, Francisco Núñez Escudero, director de Servicio a Usuarios del Sistema de Aguas, aseguró que la explotación de los pozos y del sistema Cutzamala no pasará a manos de particulares.

Leave a reply