SUPERVÍA SERVIRÁ COMO GRAN COLECTOR DE AGUA DE LLUVIA

SUPERVÍA SERVIRÁ COMO GRAN COLECTOR DE AGUA DE LLUVIA

07.17.10 Enviar esta nota  

Medio Ambiente exigió la captación pluvial, por tratarse de una zona de conservación

MÉXICO, D.F. 17 julio 2010.- El agua de lluvia que caiga sobre la Supervía Poniente será captada, filtrada y después inyectada en el suelo de conservación de las zonas sobre las que pasará la vialidad, compensando así la recarga natural que se verá limitada por la obra, de acuerdo con la secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal, Martha Delgado.

La funcionaria explicó que, al ubicarse en zonas de conservación, el proyecto de la autopista urbana estará condicionado a la captación de agua pluvial que funcionará mediante un sistema de coladeras ubicadas en puntos estratégicos, las cuales recibirán el líquido que caerá en toda la vía para que nada se vaya al drenaje.

"El agua pluvial captada en las superficies pavimentadas del proyecto no deberá ser canalizada al sistema de alcantarillado, sino que se deberán realizar las obras de drenaje pluvial necesarias, ya sea para la descarga superficial a las barrancas o para la inyección al subsuelo a través de galerías filtrantes, previa separación de aceites, grasas y sólidos contenidos en la misma", refiere el resolutivo del impacto ambiental que emitió la dependencia local.

Esta condicionante obligará a que la recarga sea cuando menos igual a la que existe actualmente, pero no menor.

Conforme al documento citado, los mecanismos de captación deberán instalarse en terraplenes, puentes y túneles de toda la Supervía.

A la par, la empresa constructora tendrá que desarrollar obras hidráulicas que permitan la conducción del agua hacia las barrancas, así como la implementación de medidas que eviten la erosión de taludes durante la descarga.

Por ello, como parte de las medidas de mitigación solicitadas por parte de las autoridades, el consorcio encargado del proyecto deberá elaborar un plan hidrológico, que a la larga también representará un beneficio ambiental en barrancas como Tarango y el área de La Loma, a las cuales tratarán de reconstituirles su valor ecológico.

"Son zonas que ya tenían un altísimo deterioro ecológico, lo habían perdido; el potencial lo tienen, pero habían perdido el valor, han perdido especies, han perdido calidad de infiltración por la erosión, han perdido superficie porque estaban a punto de invadirse", señaló la encargada de las políticas ambientales en la ciudad.

Delgado habló de los beneficios ambientales que tendrá la obra de la Supervía poniente una vez que esté en operación, los cuales no sólo se verán reflejados en la disminución del tránsito vehicular, ya característico de la zona de Santa Fe, sino en la reducción de contaminantes, calculados en 71 mil toneladas de bióxido de carbono equivalente, gas de efecto invernadero, principal activador del calentamiento global.

Ayer Excélsior publicó que especies nativas, como fresno, pino, tepozán y madroño, con al menos un año de crecimiento y producidas en viveros instalados en la zona donde se construirá la Supervía Poniente, son otras de las medidas que solicitó la Secretaría del Medio Ambiente.

Además, conforme a la manifestación de impacto ambiental, se prevé el retiro de 28 mil árboles y en compensación la plantación de 112 mil, lo cual representa el cuádruple de plantas reinstaladas en la zona.

Son zonas que ya tenían un altísimo deterioro ecológico. El potencial lo tienen, pero habían perdido el valor, han perdido especies." Martha Delgado, Secretaria de medio ambiente

(El Excélsior)

http://www.planetaazul.com.mx/www/2010/07/17/supervia-servira-como-gran-colector-de-agua-de-lluvia/

 

Leave a reply