Tambalea la política de privatizar los sistemas municipales de agua en Ramos Arizpe y Torreón – Coahuila

 

 

Tambalea la política de privatizar los sistemas municipales de agua en Ramos Arizpe y Torreón – Coahuila

Julio César Ramírez | Torreón, Coahuila | Para MAPDER

Los candidatos ganadores de las alcaldías de Ramos Arizpe y Torreón, ambos pertenecientes al PRI y subordinados al Gobernador de Coahuila Rubén Moreira Valdés, han tenido que reconocer en campañas electorales que darán marcha atrás a la política de privatización de los sistemas municipales de agua desplegada desde el año 2012.

Ricardo Aguirre Gutiérrez en Ramos Arizpe y Miguel Ángel Riquelme Solís en Torreón se pronunciaron en contra de la privatización de los sistemas municipales de agua; aquel en el inicio de su campaña electoral el 14 de junio y éste en los debates de candidatos en campaña.

Hoy, rumbo a la toma de gobierno, prevista para el 1 de enero de 2014, medios de comunicación ligados al oficialismo coahuilense, recuerdan en publicaciones las promesas de campaña: freno a la privatización de los sistemas municipales de agua.

En Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre estableció durante el inicio de su campaña el 14 de junio su primer compromiso: cancelar el contrato a la compañía Aguas de Ramos Arizpe (AGRA) —con registro de alta presencia de acciones de Aguas de Barcelona (AgBar)—, “y con ello recuperar éste recurso natural que es de los ramosarizpenses”.

En aquella ocasión Aguirre subrayó ante más de mil personas reunidas en la sede del Comité Municipal del PRI en Ramos Arizpe que si en su momento “se le dio permiso a una empresa de que viniera a manejar el agua, hoy nos ha engañado, hoy nos ha decepcionado”.

Añadió que jurídicamente la cláusula 11 consta de siete puntos mediante los cuales se puede disolver el contrato.

Este sábado 13 de julio, tras el triunfo de Ricardo Aguirre en las elecciones municipales, el oficialista El Heraldo de Saltillo publica en una de sus principales columnas: “Adiós AGRA”, Aguas de Ramos Arizpe.

Y comenta: “Dicen que a Oscar Pimentel no le cayó nada bien la promesa de Ricardo Aguirre de disolver la empresa española Aguas de Ramos Arizpe una vez que asuma la Presidencia Municipal de esa ciudad.

“Pero Ricardo tiene razón. Agra incumplió con todo lo que se comprometió, violentando de esa manera el contrato que se firmó cuando fue creada.

“Por eso Ricardo cuenta con el apoyo de los industriales de Ramos, capitaneados por Antonio Domínguez, y lo más importante, cuenta con el apoyo de la población, que al final de cuentas son quienes lo eligieron y por lo tanto son los que mandan…”

Como se recordará, en meses pasados el gobierno de Ramos Arizpe, el de Coahuila y algunos medios de comunicación se encargaron de sofocar un movimiento de usuarios que cuestionaba la administración de AGRA y solicitaba el regreso de la gestión al municipio.

Agra fue creada, a semejanza de Aguas de Saltillo (AgSal), por Oscar Pimentel González cuando fue secretario de Gestión Urbana, Agua y Ordenamiento Territorial del gobierno de Coahuila. Ahora, como coordinador general de Atención a Emergencias y Consejos de Cuenca de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), opera la privatización de los sistemas municipales de agua de todo el país.

En Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís, ganador de las elecciones del domingo 7, declaró durante los debates de candidatos en campaña política que no privatizará el sistema municipal de aguas y saneamiento (Simas).

-Hay que recordárselo, advierten editores de El Siglo de Torreón.

Coahuila fue laboratorio de la nueva ola de privatización de los sistemas municipales de agua; el plan viene desde el año 2007, inspirado por Rubén Moreira Valdés, para favorecer principalmente a Aguas de Barcelona (AgBar), bajo el modelo público-privado de Aguas de Saltillo (AgSal); comprendía privatizar a toda velocidad el agua del área conurbada de Saltillo y luego el de las regiones Norte, Carbonífera y Comarca Lagunera, bajo el patrón clásico: desacreditar la administración municipal del agua, sobre todo financiera; Oscar Pimentel fue su operador en 2012 y es ahora, con el mismo esquema, desde la Conagua, expandido a todo el país.

En Coahuila, su lugar de origen, ya se da marcha atrás a la política privatizadora del agua o cuando menos tambalea en los dos municipios insignia: Ramos Arizpe y Torreón.

En ambos lugares sin la existencia de un poderoso movimiento social sino envueltos en el rápido descrédito de una política impopular y en graves conflictos de cúpula político-electorales.

 

 

Leave a reply