Temen que se dispare precio del agua de “pipa”

Estado de México

Temen que se dispare precio del agua de "pipa"

El Sol de Toluca

18 de abril de 2011

 

Patricia Venegas A.

VALLE DE MEXICO.- Amas de casa de varias colonias ubicadas en la parte alta de los municipios del valle de México, aseguran que los cortes de agua en estos días por el mantenimiento del Sistema Cutzamala harán que las pipas particulares vendan a precio de "oro" el líquido durante esta Semana Santa.

Ante la crisis de agua que iniciará el fin de semana, cerca de 500 pipas privadas se encuentran listas para recorrer los 13 municipios mexiquenses donde el suministro del Cutzamala será recortado.

Es aquí cuando las pipas privadas harán su "agosto". Una organización de piperos, ubicada en el municipio de Naucalpan, asegura que las ventas en días normales son de hasta 20 viajes y acepta que se incrementarán en los próximos días.

En colonias altas de los municipios de Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Tultitlán, Coacalco y Ecatepec, la crisis de agua es permanente, según los habitantes porque hay zonas que desde hace cuatro años les falta el líquido.

Llenar una cisterna les cuesta entre 250 y 350 pesos, un tambo entre 20 y 30 pesos, de acuerdo al tamaño.

Datos proporcionados por los propios piperos particulares señalan que se paga en promedio 2 pesos por metro cúbico de agua potable a domicilio, y más o menos 10 mil pesos por la misma cantidad de agua embotellada; el costo promedio del metro cúbico de agua de pipa es de 15 pesos.

La tarifa la ponen los piperos privados y no hay regulación oficial en este mercado.

Los precios por una carga de agua se disparan: 550 pesos por 10 mil litros; en tanto que una pipa de 16 mil litros tiene un costo de mil 900 pesos.

Las mafias del agua en los municipios del valle de México se surten en pozos municipales o controlados por los organismos de agua potable, la CAEM y la Comisión Nacional del Agua, denuncian los vecinos afectados.

Una familia de cinco miembros en la colonia Olímpica Radio de Naucalpan, o en la zona oriente de Tlalnepantla, paga su consumo de agua como si fuera cristalina o las perlas de la virgen, aseguran, "y no es que tenga suficiente dinero, sino que nunca tengo agua", dice Mariana López de la comunidad Jorge Jiménez Cantú.

"Un garrafón de una marca patito, porque ni siquiera es conocida, vale al menos 12 pesos; compramos unos seis para la quincena, son 72 pesos y el agua de pipa cuando nos cooperamos nos sale, según el número de familias, en 200 ó 250 pesos por esa cisterna que tengo ahí".

Los piperos abusan y hacen cobros indebidos o condicionan el agua a cambio de alguna propina. "Para enfrentar la escasez estos días hay de dos, pipas privadas u oficiales que muchas de las veces también cobran", aseguran los vecinos entrevistados.(S)

http://www.oem.com.mx/elsoldetoluca/notas/n2046171.htm

 

Leave a reply