Tratarán el agua industrial con enzima neolonesa

Tratarán el agua industrial con enzima neolonesa

Una nueva técnica "verde" para el tratamiento de agua a nivel industrial a base de la enzima lacasa generada a partir de un hongo de Nuevo León, está siendo desarrollada por Leticia Ramírez, alumna del Doctorado en Ciencias de Ingeniería del Tecnológico de Monterrey con una enzima que tiene la característica de ser termoestable y que puede resistir condiciones de hasta 60 grados centígrados.

"La enzima lacasa es una molécula que nos está permitiendo crear un proceso innovador para el tratamiento de agua y la detección de contaminantes, sin tener que enfriar el agua y luego volver a calentarla para llevarla a cierta condición, como se realiza actualmente", señala Leticia Ramírez, alumna del Doctorado en Ciencias de Ingeniería (DCI) del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey.

La nueva técnica para el tratamiento de agua a nivel industrial está siendo desarrollada con una enzima que tiene la característica de ser termoestable y que puede resistir condiciones de hasta 60 grados centígrados.

Leticia Ramírez explica que el gran problema de ciertas enzimas que son usadas para el tratamiento de agua contaminada, es que a medida que la temperatura cambia, se van deformando y pierden su actividad catalizadora.

"En cambio, la estabilidad que presenta la enzima lacasa le permite estar activamente resolviendo el problema de alguna molécula sin afectar la temperatura del agua. De hecho, también estamos investigando el por qué estas moléculas son tan estables a altas temperaturas y cuál es la diferencia entre éstas que son estables a las que no son estables", dice.

Tecnología escalable

Este proceso de tratamiento de agua que evita tener que enfriarla y luego volver a calentarla, le da más flexibilidad a los procesos industriales, por ello pensar en un escalamiento a nivel industrial de dicha tecnología es bastante factible.

"Muchos procesos industriales trabajan a temperaturas superiores a las del ambiente. La estabilidad que presenta esta enzima permite estar activamente resolviendo el problema de alguna molécula sin afectar la temperatura del agua. Hay nichos que pueden sacar provecho de este valor agregado, ya que es un proceso innovador y más barato", comenta el doctor Roberto Parra, investigador del Centro del Agua para América Latina y el Caribe, del Tecnológico de Monterrey, y asesor de Leticia Ramírez.

Además, resalta que esta enzima fue generada a partir de un hongo de la región, lo cual le da mucho valor a toda la flora de Nuevo León, la cual últimamente ha sido muy estudiada por los investigadores del Tecnológico de Monterrey debido a sus numerosas propiedades químicas, nutracéuticas y farmacéuticas.

"Lo novedoso es que esta lacasa, aparte de su termoestabilidad, es que está producida con un hongo regional y que lo podemos escalar a una producción muy grande. Estamos en una ciudad donde hace mucho calor, entonces de alguna forma se crean proteínas que son más resistentes a las temperaturas industriales", agrega la estudiante doctoral.

Este proyecto científico titulado "Optimización de la producción, purificación y caracterización de una lacasa termoestable de pinoporios sanguíneos de la región" forma parte de su tesis doctoral, la cual abarca desde la selección de la cepa, la optimización de la producción, el desarrollo de la metodología de la separación y la ejecución para poder realizar una caracterización de las enzimas.

"Ya hemos utilizado la enzima en sí para tratar el agua, en este caso ya tratamos con diferentes contaminantes y observamos que efectivamente los trata, entre ellos disruptores endócrinos como el BPA, que está en los plásticos, el nonifenol que está en detergentes, otros químicos como hormonas (estrógenos), y también probamos otros contaminantes como fármacos, que a nivel ecosistema pueden causar daños a microorganismos y poblaciones de animales, como el diclofenaco, el cual cuando se acumula en aguas puede afectar a las aves de rapiña y éstas mueren", explica.

También señala que esta tecnología permitiría dos formas de tratar el agua: una utilizando la enzima directamente en el agua, aunque se vaya con el fluente, y la otra es mediante una estrategia que permita que la enzima se retenga en ciertas partículas o en ciertas configuraciones.

"Si se retienen las enzimas, entonces éstas pueden seguir tratando el agua y seguir teniendo una actividad. Las enzimas son catalizadores naturales, ayudan a que se lleve a cabo la reacción, pero no se consumen en el proceso, por eso inmovilizarlas tiene sentido.

"Aunque las enzimas pudieran ser lavadas no tienen efectos sobre el medio ambiente porque son naturales, pero económicamente el hecho de inmovilizarlas te da muchos ciclos de tratamiento. Ahí tenemos el catalizador que puedes tratar en diferentes volúmenes de agua", comenta.

Foro Oxi Zymes

Gracias a sus avances en el ámbito de las enzimas, la doctorante Leticia Ramírez fue elegida para participar en el foro Oxi Zymes, el cual desde el año 2004 congrega a los científicos más destacados a nivel internacional quienes exponen sus contribuciones en el tema.

Este año, el evento se realizará del 16 al 19 de septiembre en Marsella, Francia, y contará con la asistencia de 150 investigadores, de los cuales Leticia Ramírez representará al Tecnológico de Monterrey.

"Me eligieron para participar con una presentación que tendrá una duración de 20 minutos, y va a estar dentro del tema de sobreproducción de hongos que producen las enzimas de interés", concluye Ramírez.

AGENCIA INFORMATIVA DEL TECNOLÓGICO DE MONTERREY (agenciainformativa@servicios.itesm.mx)

&TEC&

SUHV

http://mx.noticias.yahoo.com/tratar%C3%A1n-agua-industrial-enzima-neolonesa-201000917.html

Leave a reply