Un nuevo marco jurídico que garantice el abasto de agua en México, “mayor reto del Poder Legislativo”

 

 

Un nuevo marco jurídico que garantice el abasto de agua en México, “mayor reto del Poder Legislativo”

COMUNICACIÓN SOCIAL. CÁMARA DE DIPUTADOS…

Ley General de Aguas será aprobada en el próximo periodo ordinario.

Es un asunto de seguridad nacional: Comisión de Recursos Hidráulicos.

El consumo de agua embotellada, igual al presupuesto de la Comisión Nacional del Agua.

LOS MOCHIS, Sinaloa. Construir una Ley General de Aguas que garantice el abasto doméstico, agrícola e industrial en un marco de equidad social y por encima de los intereses económicos, constituye un asunto de seguridad nacional, y es “el mayor reto que enfrenta el Poder Legislativo”.

Integrantes de la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados, así lo afirmaron al comprometerse a que el nuevo marco jurídico que regule el abasto del vital líquido en México será aprobado este mismo año, en el próximo periodo ordinario de sesiones que inicia el 1°de septiembre.

Las declaraciones de los diputados se dieron en el marco del 4º Foro Regional, “El Agua un Derecho Humano y Fundamental en México: uso, manejo y administración eficiente del agua”, organizado por la instancia legislativa con la participación de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado de la República, e inaugurado por el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez.

Los legisladores federales destacaron la urgencia de cambiar el modelo de abasto ante el riesgo de que se convierta en un elemento de pelea y disputa social. Revelaron que en el país se consume más agua embotellada al año, con un valor de 45 mil millones de pesos, equivalente al presupuesto anual destinado a la Comisión Nacional del Agua, además de haber 10 millones de mexicanos que no cuentan con este bien natural.

Aseguraron que para el 2030 se requerirá atender el abasto de 37 millones de personas más y reducir el desperdicio. Del 94 por ciento del agua disponible en el país, el 94 por ciento se va al riego agrícola, pero se pierde el 60 por ciento, y el 6 por ciento restante se va al uso doméstico e industrial.

El presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, diputado Gerardo Guadiano Rovirosa (PRD), apuntó que el manejo eficiente y autosustentable del líquido vital es pivote del desarrollo social, económico y productivo del país.

Anunció que en la integración del Presupuesto de Egresos de las Federación (PEF) para el 2014 pugnarán por elevar considerablemente los recursos para el sector hídrico, además de etiquetar una partida especial para proyectos de estudio de preinversión, y evitar que entre el 20 al 30 por ciento de la población en el 2030 viva en estrés, a causa de la escasez del líquido.

Guadiano Rovirosa manifestó el compromiso de los legisladores federales para “crear un marco jurídico responsable que garantice el derecho humano al agua”, así como pugnar por una auténtica descentralización de funciones y responsabilidades que involucre a los tres niveles de gobierno y a la sociedad.

La Ley General de Aguas contemplará, dijo, la sobreexplotación de los acuíferos; la contaminación en lagos, ríos y presas; la invasión a zonas federales y el problema latente de inundaciones y sequías, lo cual obliga a diseñar nuevas políticas públicas ante el cambio climático, para atenuar sus efectos adversos traducidos en catástrofes naturales.

Advirtió la urgencia de fortalecer la cultura del agua para impulsar la captación y aprovechamiento de la lluvia, impulsar el reciclamiento del recurso en vinculación con los gobiernos locales y la sociedad organizada, así como sancionar los subejercicios y dar seguimiento a los proyectos presupuestales en todos los estados.

El diputado Gerardo Peña Avilés (PAN), integrante de la Comisión de Recursos Hidráulicos y anfitrión del 4º Foro del Agua, sostuvo que la cuenca Pacífico Norte, la más grande del país, tiene los distritos de riego más importantes, pero resiente problemas hídricos.

“Lo irónico es que las leyes, los estatutos de usuarios y algunos funcionarios responsables del manejo del agua han provocado un verdadero caos en todo el país, un descontrol que lleva al desorden, a los vicios y al desperdicio que se traduce en un crimen ambiental y social”, afirmó.

Por su parte, el gobernador Mario López Valdez declaró que el agua es fundamental, y ya no sólo es un tema de vida y producción, sino de conflicto que debe atenderse con la participación de las autoridades, productores y la sociedad.

Refirió que la entidad, pese a tener once ríos, enfrenta serios problemas de abasto de agua, luego de tres años consecutivos de sequías que han impedido sembrar y cosechar el potencial de alimentos y que han colocado a Sinaloa como líder en la producción de granos básicos.

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lourdes Adriana López Moreno (PVEM), aseveró que sin un uso sustentable del agua no se podrá garantizar la soberanía alimentaria, y pese a conocerse la problemática de este recurso, todavía “se sobreponen intereses económicos a los sociales”.

El agua no es un asunto de colores

La ecologista se pronunció por un ejercicio legislativo eficaz y práctico que permita al Ejecutivo aplicar políticas públicas, en cuya revisión del marco jurídico “no hay colores partidarios”.

En conferencia de prensa, previa al 4º Foro del Agua, la diputada Claudia Elizabeth Bojórquez Javier (PRD), integrante de la Comisión, aseguró que la Ley General de Aguas representa un compromiso social con los ciudadanos, por lo que manifestó la decisión de trabajar conjuntamente para lograr un avanzado marco jurídico.

El perredista Antonio García Conejo, secretario de la Comisión de Recursos Hidráulicos, afirmó que los tiempos han cambiado y “las leyes ya no se hacen en el escritorio, sino con participación de los ciudadanos para que reflejen la solución a sus problemas. No somos diputados de oficina sino de campo”, enfatizó.

El diputado del PRI, Luis Olvera Correa, precisó que el agua es un bien nacional que exige cuidarse para que se garantice el abasto en el futuro; se pronunció en favor de que en el nuevo marco jurídico se resuelva la problemática de todas las cuencas del país.

José Antonio León Mendívil, del PRD, advirtió que deben considerarse las diferencias geográficas e hídricas para aprovechar el líquido vital y garantizar el abasto.

El legislador del PRI, Enrique Cárdenas del Avellano, comentó que hace 20 años la gente se peleaba por la tierra, “hoy por el agua”; por ello urgió a legislar y poner reglas claras para manejar, aprovechar y abastecer a todas las zonas del país.

Marco Antonio Calzada Arroyo, del PRI, recomendó aprender a “cosechar” el agua, a fin de cambiar la cultura en torno a este indispensable recurso.

De esta forma, los diputados federales destacaron la necesidad de que la nueva Ley General de Aguas atienda de manera integral y transversal la problemática del vital líquido a nivel nacional, pues sólo así se podrá garantizar una distribución equitativa con sentido social.

http://www.inforural.com.mx/spip.php?article128215

 

 

Leave a reply

Softplug.net