Una nueva cultura del agua para el Valle de México

Una nueva cultura del agua para el Valle de México

 

Autor: Grupo de Economía Ecológica de México (GEEM)

RESUMEN

 

Un modelo alternativo para la gestión del agua en el Valle de México es descrito, basado en el marco de la Nueva Cultura del Agua y la experiencia europea con la Directiva Marco del Agua. A diferencia del enfoque economicista de la Comisión Nacional del Agua, orientado únicamente al uso residencial, nuestro modelo incorpora al Principio de Precaución para detener y evitar la continua degradación ambiental que sufre la Cuenca. Basado en el principio de autosuficiencia regional en el uso del agua, rechazamos la práctica de desaprovechar los grandes volúmenes de agua de lluvia, así como de los 48 ríos en el Valle, que son canalizados al drenaje para terminar en el Golfo de México. En su lugar, proponemos el aprovechamiento esta agua, construyendo una infraestructura modesta de almacenaje, para remplazar aquellos modelos de trasvase de agua que únicamente ocasionan un empobrecimiento y degradación en aquellas áreas, donde predomina una población indígena. Diferenciando explícitamente entre, y asignando prioridades a, las diferentes funciones y usos del agua, la propuesta aplica los principios de equidad, justicia social y sustentabilidad. El principio político de “Derecho Humano al Agua” es un conductor primario, garantizando un mínimo "piso de dignidad" de agua a toda la gente, sin ningún tipo de discriminación, ofreciendo agua para la agricultura de subsistencia, volúmenes para el balance ambiental y para la solidaridad social, tales como las instituciones públicas (escuelas, hospitales, centros comunitarios…) así como jardines y otros espacios públicos; proponemos que todos estos usos sean abastecidos de manera gratuita. Una vez que se han garantizado estas tres primeras funciones, el agua debe ser asignada para otros usuarios, incluyendo el uso residencial –usuarios domésticos que consuman por encima del piso de dignidad– y el uso con fines productivos, pero bajo la base de una estructura tarifaria de bloques progresivos que gestione su demanda. Las tarifas por el uso del agua deben aplicarse a todos estos usuarios, incluyendo los con concesiones para fines industriales y de agricultura comercial, asegurando la viabilidad financiera del sistema, incluyendo la construcción y mantenimiento de la infraestructura y su operación.

 

 

——————————————————————-

 

* El GEEM está coordinado por el Dr. David Barkin, Profesor de Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, e incluye los candidatos de doctorado del Posgrado en Ciencias Económicas de la UAM: Edith García, Mara Rosas y Daniel Tagle; también participaron los estudiantes de la maestría del mismo programa: Erika Carcaño, Roberto Escorcia, Fernando Lara e Isabel Rodríguez; así como el biólogo Mario Fuente, profesor-investigador de la UMAR-Oaxaca y estudiante de doctorado en la U. A. de Tlaxcala. Se agradecen las valiosas aportaciones de la Dra. Blanca Lemus, Paola Lemus y Yanet Sánchez para su redacción.

 

 http://www.agua.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=3295:una-nueva-cultura-del-agua-para-el-valle-de-mexico&catid=1301:acciones-para-el-fomento-de-una-cultura-del-agua&Itemid=112

 

Leave a reply