Urge campaña para bajar consumo de agua potable

martes, 14 de febrero de 2012 – 05:00:00 MST

Urge campaña para bajar consumo de agua potable

Directivos de la JMAS aceptaron que en la ciudad existe un desabasto de agua para cubrir la superficie de la mancha urbana considerada en 39 mil hectáreas

Fuente: Norte

Hay abatimiento de los pozos situados hacia suroriente

 


Beatriz Corral | NorteDigital

Directivos de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) aceptaron que en la ciudad existe un desabasto de agua para cubrir la superficie de la mancha urbana considerada en 39 mil hectáreas, debido a que la recarga anual estimada es casi cinco veces menos del líquido que se extrae del acuífero principal, ubicado en el Bolsón del Hueco. 

Manuel Herrera, director técnico de la paraestatal, afirmó que por esa razón la comunidad en general tendrá que adaptarse a mecanismos diferentes para poder disminuir el consumo por habitante de 230 litros que hoy se tiene a 200, ya que de lo contrario en menos de 40 años existirán dificultades para obtener agua potable de mejor calidad que la que se brinda actualmente. 

“Nuestros acuíferos están sobreexplotados y cada vez tenemos que extraer el agua de más abajo (90 metros de profundidad del nivel de la tierra) y que es de más mala calidad, porque es agua dura que requiere otro proceso para que sea de consumo humano, esto a la larga ocasionará mayores costos para lograr que en los hogares llegue el agua potable”, dijo. 

Declaró que uno de los problemas que han tenido que enfrentar es precisamente la implementación de proyectos que permitan reinyectar o infiltrar el agua pluvial al acuífero para que sea aprovechada nuevamente y se evite con eso el rezago. 

Las precipitaciones en promedio de la media histórica anual que se tiene registrada actualmente son de 220 milímetros, pero “desafortunadamente mucha de esta lluvia, por no tener la infraestructura como son: los vasos de captación, pozos de absorción en buen estado o las presas, el agua se deja ir directamente al drenaje, otras más al río o las acequias y se pierde en vez de reutilizarla”. 

“El agua pluvial no es aprovechada y eso nos ha perjudicado porque los niveles del manto es mínimo porque no existe la infraestructura para la reinyección o la infiltración del agua, es ahí donde tenemos que trabajar no solamente nosotros sino todos los municipios del norte del país”, dijo.  

Mientras que Ezequiel Rascón, encargado del departamento de geohidrología de la descentralizada, informó que existen estadísticas que demuestran problemas por el abatimiento en los pozos situados hacia el suroriente de la ciudad, así como en la zonas de los asentamientos desarrollados hacia el Libramiento Independencia.

Razón por la cual se tuvieron que realizar las inversiones para suministrar el agua obtenida de Conejos Médanos, con los cuales se atienden parte de algunos pozos situados hacia el nororiente, que también ahí se observa la reducción de agua acumulada. 

“Desde el 2000 que fue cuando la ciudad se desdobla y los usuarios aumentan de 220 mil a 436 mil se empieza a ver la escasez del agua que existe en los aproximadamente 130 pozos que están operando y que por consiguiente han disminuido los niveles de agua en el acuífero por lo menos dos metros cada año, esto nos dificulta la cuestión operativa para poder sacar el vital líquido, lo que eleva los costos de operación debido a la cantidad de energía eléctrica que se utiliza para poder llegar a las distancias que se requieren para extraer el fluido”, explicó al referir que es por esa razón que se asevera que en unos cuantos años el tener agua potable será un lujo.

Otro de los factores que se han ocasionado por la sequía es la calidad del agua que se tendrá ya que ésta se vera afectada por el mismo desabasto. 

“Nosotros tenemos cierta distancia para poder obtener agua buena que se puede clorar y si rebasamos esos niveles entonces el agua es más salada y contiene muchos mayores niveles de minerales que se deben de procesar aún mas del proceso que nosotros le damos actualmente al agua, esto también aumenta los costos porque no se cuenta con el sistema adecuado para hacerlo y se tendrían que realizar inversiones”, afirmó. 

De acuerdo a los ingenieros de la JMAS el panorama para Ciudad Juárez en materia del agua se observa difícil debido al desabasto que se tiene en el acuífero y en los pozos, aunado a la falta de infraestructura que permitan tratar las aguas saloides y en especial contribuyan, a la reinyección e infiltración de la poca o mucha precipitación pluvial que se presente en temporada de lluvias.

“Por lo pronto lo que se tiene que hacer para revertir el daño y prevenir a futuro el desabasto es intensificar las campañas de cultura en el cuidado del agua, así como las alianzas entre cámaras empresariales, colegios y autoridades de los tres niveles de gobierno, aunque también se tendrá que pensar en un futuro abordar al tema sobre los tratados binacionales e internacionales para la repartición equitativa del agua entre Estados Unidos y México”, señaló Herrera.  

http://www.nortedigital.mx/article.php?id=3420

Leave a reply