Vive ‘guerra de agua’ Santiago Acopilco

Vive ‘guerra de agua’ Santiago Acopilco

Reforma/ 20 Junio, 2011
Alejandro Ramos

Una guerra por el agua se vive en el Pueblo de San Lorenzo Acopilco, en la Delegación Cuajimalpa.

De acuerdo con los pobladores, desde hace 3 meses no reciben por la red de suministro ni gota del vital líquido. Tampoco por el sistema de tandeo -que desde hace años se aplica en la región- se ha logrado normalizar, ya que en las partes bajas del pueblo la última vez que llegó el agua fue sólo por 20 minutos.

Esta situación ha provocado que cada semana los vecinos tengan que acudir a la Delegación a pedir una pipa de 10 mil litros, cuyo reparto, por lo regular, no es inmediato, pues el transporte llega a demorar entre 8 y 10 días en hacer la entrega.

"Si bien nos va, la envían en 2 o 3 días, pero por lo regular siempre se tarda más de una semana", dijo doña Elvira, de 75 años y quien sobre la calle Allende espera con seis cubetas y una tina la llegada de la pipa.

REFORMA presenció el jueves pasado a las 12:45 horas el arribo de dos pipas de la Delegación que en la calle Juárez fueron rodeadas por un "ejército" de mujeres, ancianos y niños, quienes ya tenían listas cubetas, tinas, palanganas, tambos y hasta los tanques de almacenamiento de agua que sólo algunas viviendas tienen el privilegio de tener en el patio frontal. La labor de los piperos duró casi una hora.

"Tenemos que hacer milagros con la poca agua que nos dejan. No todos tienen la suerte de tener un tanque de almacenamiento de agua con más de 100 litros. Muchos sólo llevan sus cubetas de 5 o 10 litros, y, cuando se acaba el líquido, viene la desesperación sobre cómo conseguir agua", expuso Silvia Zazueta, vecina del poblado.

Un grupo de ocho mujeres elevó la protesta contra el Jefe Delegacional, Carlos Orvañanos, quien -aseguraron- pese a tener conocimiento de la situación de desabasto, no se ha parado en la zona ni tampoco recibe a los quejosos en la sede delegacional, indicaron.

Los vecinos aseguraron que el servicio es gratis, pero reconocieron que algunas veces han tenido que pagar hasta 400 pesos para que vaya la pipa. También algunos llegan a contratar por mil 500 pesos el servicio de pipas privadas.

Además, se quejaron de que siguen pagando el servicio del agua al Gobierno del DF, y algunos cubren tarifas de hasta más de mil pesos por bimestre y no tienen abasto.

"Esto no pude seguir así. Exigimos una solución definitiva al problema de desabasto de agua o pelearemos con todo por ella", aseveró Agustín Díaz.

"Hace más de un año teníamos un suministro regular por tandeo de poco más de 4 horas diarias, pero ahora, nada", dijo Rogelio García.

Un grupo de más de 60 personas se reunió en el quiosco del centro del pueblo para denunciar que la sequía se debe a que, de los tres manantiales que abastecen al pueblo, se instaló una tubería que se lleva el agua al centro comercial Santa Fe y a las áreas residenciales aledañas. De este hecho culparon a los representantes de Bienes Comunales, así como a Orvañanos.

"Nos roban el agua para llevarla a los ricos. No sólo padecemos por el agua, sino que también estamos en riesgo de que se detonen epidemias por falta de saneamiento", dijo a gritos Sara Madrigal.

Advirtieron que, así como han reaccionado contra los delincuentes -en donde el pasado lunes 13 intentaron linchar a cuatro asaltantes-, harán lo mismo por la demanda y defensa del agua.

A pesar de que se buscó al Jefe Delegacional, vía su área de Comunicación Social, hasta el cierre de esta edición no había respondido a los llamados.

 
 
 
 
Como en zona de desastre
 
Ante la llegada de las pipas, los vecinos de Acopilco se arremolina en torno a los vehículos.
– A gritos y silbidos pedían al pipero que acercara la unidad a su vivienda.
– Algunos habitantes realizaban hasta cinco viajes para llevarse entre 30 y 40 litros.
– Las calles tan angostas ponían a prueba la pericia de Pedro, el chofer, quien se movía para acercar la manguera a alguna vivienda para llenar un tanque o tinaco.
– Se estima que la población de San Lorenzo Acopilco es de más de 22 mil personas.
– Posee el registro de 2 mil 345 sujetos agrarios.
– Está catalogado como el pueblo más alto del DF: a 3 mil 50 metros sobre el nivel del mar.
– Tiene una superficie de 6.5 kilómetros cuadrados.

 Así lo dijeron
 
 "Tenemos desabasto (de agua) en este lugar, siendo que somos autosuficientes, ya que contamos con mil 600 hectáreas de bosques, pero desgraciadamente no sabemos con exactitud sobre los desvíos de los recursos".

Felipe Ambriz, vecino de San Lorenzo Acopilco.

"El señor (Delegado) Carlos Orvañanos y el presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Juan Reyes García, ya vendieron el agua y se la van a llevar a Santa Fe".

Silvia Martínez, vecina de San Lorenzo Acopilco.

Leave a reply