Yaquis endurecen protesta en Vícam y acudirán a la ONU

Yaquis endurecen protesta en Vícam y acudirán a la ONU

 Ulises Gutiérrez y Fernando Camacho Servín | La Jornada, Viernes 26 de julio de 2013, p. 33

Hermosillo, Son., 25 de julio.- Indígenas yaquis que exigen a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que obligue al gobierno de Sonora a parar la operación del acueducto Independencia, que lleva agua de la cuenca del río Yaqui a Hermosillo, reforzaron este día el bloqueo carretero en la comunidad Vícam.

Este jueves el tramo Vícam-Guaymas de la carretera México-Nogales quedó cerrado de las 8 a las 12 horas y de las 15 a las 19. Los bloqueos intermitentes se iniciaron hace 59 días, el 28 de mayo, en Ciudad Obregón, municipio de Cajeme, y luego se trasladaron a Vícam, municipio de Guaymas.

Tomás Rojo Valencia, uno de los yaquis que participan en el bloqueo, explicó que endurecieron su protesta porque personal de la Semarnat no cumplió la promesa, hecha la semana pasada, de estudiar la posibilidad de apagar las bombas de agua de la presa El Novillo, que alimenta al acueducto.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que se le debió garantizar derecho de audiencia a los yaquis al realizar el estudio de impacto ambiental para la operación de la obra, lo cual no se hizo.

El secretario de Gobierno, Roberto Romero López, dijo este jueves que sería positivo que los propios yaquis que realizan el bloqueo dialogaran con las autoridades federales para solucionar el conflicto, pues quienes han estado viajando a la ciudad de México desde hace dos semanas para buscar intermediación son empresarios y agricultores que tienen grandes extensiones de sembradíos.

Mario Luna, representante de los yaquis inconformes, dio a conocer en la ciudad de México que la etnia prepara una denuncia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en contra de autoridades estatales y federales que se niegan a suspender la operación del acueducto Independencia, a pesar que la SCJN ya emitió una sentencia definitiva.

En conferencia de prensa, recordó que la SCJN emitió el 8 de mayo una sentencia que deja sin efecto la autorización de impacto ambiental que la Semarnat otorgó para efectuar los trabajos. Agregó que la Semarnat y el gobierno de Sonora, entre otras instancias, no han obedecido la disposición con el argumento de que deben analizar sus alcances, actitud que, según el activista, desafía la división de poderes.

Luna aseguró que si se trasvasan a Hermosillo 75 millones de metros cúbicos de agua anualmente desde la región yaqui, como se pretende, ello afectaría los cultivos de los indígenas hasta reducirlos en más de la mitad, lo cual obligaría a la tribu a abandonar su lugar de origen.

La población de Hermosillo crecerá casi 400% para 2020

Sostuvo que el líquido abastecería exclusivamente a megaproyectos como desarrollos inmobiliarios y zonas industriales. Se prevé que la población de Hermosillo aumentará de 800 mil habitantes en la actualidad a tres millones en 2020.

Advirtió que el gobierno de Sonora crea una atmósfera de encono y criminalización de la protesta de los indígenas para hacer más sencillo el despojo de sus recursos naturales, repitiendo la falacia mediática de que 80 por ciento del agua que se consume en la capital del estado depende de la obra cuestionada.

http://www.jornada.unam.mx/2013/07/26/estados/033n3est

Leave a reply