Zapotillo, Chapala Y El Decreto

Manuel Villagómez Rodríguez 

 

El Occidental

9 de junio de 2014

  POLÍTICA INDUSTRIAL



B. Manuel Villagómez Rodríguez.



Para defender a Temacapulín y el Lago de Chapala, hay que tomar dos decisiones importantísimas: que el Ejecutivo del Estado se desista de que Jalisco sea usuario de la Presa El Zapotillo, pidiendo que los 72 Mm3 (millones de metros cúbicos) a que tienen derecho los alteños, no se almacenen en esa presa sino que se depositen en la Presa del Salto, porque la Presa del Zapotillo está más abajo entonces hay que bombear 200 metros más, también está más lejos y se requieren de 100 kms. más de acueductos. Por estas ventajas, se debería de usar la Presa del Salto, otras ventajas serían: que a los Altos se les entreguen los 72 Mm3 que tienen derecho y no sólo a los 56 Mm3 que expresa el acuerdo de Ramírez Acuña y Dau Flores que, en Septiembre de 2005 decidieron almacenar 400 Mm3 con una cortina de 80 metros de altura, a fin de enviar 120 Mm3 a León, agua a la que tienen derecho, y 56 a los Altos, decisiones fuera de entendimiento porque en mayo de 2005, mediante Oficio, le dijeron a la Conagua que asignaban un sitio en donde no se afecte ninguna comunidad y ni tierra fértil; con estas medidas, apoyamos a Chapala, pues también tenemos derecho a tomar 300 Mm3 del Río Verde para abasto de agua, en la ahora AMG, agua que se debe tomar de Loma Larga II que es el mejor punto, porque el decreto que emite EPN en marzo pasado, ratifica que los 240 Mm3 de agua que tenemos en Chapala para consumo humano no se podrán “superar” y que, cuando el volumen de las presas se sobrepasen, “serán transitados libremente hacia aguas abajo y podrán ser derivadas o almacenadas temporalmente”, pero no habla de que se dejen pasar al Lago de Chapala. En cuanto a las soluciones de emergencia, la Conagua intervendrá si el Lago de Chapala desciende por debajo del nivel correspondiente a dos mil 357 Mm3 al 1 de noviembre o por debajo del nivel correspondiente a mil 247 Mm3 al 1 de Junio, o que no pueda satisfacer el 50% de los volúmenes máximos a los usuarios en el ciclo agrícola. Por otra parte, también dice que cuando el ahorro de agua derivado de la inversión de los usuarios de esta agua quede en el distrito que hizo la inversión y que cuando exista ahorro de agua por inversión del Gobierno Federal en la Cuenca Lerma Chapala, esa agua sí podría destinarse a resolver problemas críticos como el de Chapala. Por lo tanto, este decreto pretende reglamentar las 20 cuencas, donde 18 son deficitarias, 27 subconjunto de pequeña irrigación, 17 cuencas hidrológicas, ocho distritos de riego y 25 subcuencas de pequeña irrigación, e ignora la sustentabilidad del Lago de Chapala en agua para la conservación ecológica de AMG que estima en 580 Mm3.

Por lo expuesto aquí, hay qué reforzar las propuestas para salvar el Lago de Chapala como son: 1.- Que se declare por el Congreso Federal como zona prioritaria ecológica y social, tema en manos de los municipios que deben enviar al Congreso Estatal y éste turnar al Federal. 2.- Que la Comisión especial Cuenca Lerma – Chapala Santiago, de la Cámara de Diputados envíe al Congreso el Expediente de Hechos que logramos se aceptara a favor del Lago y en el que se acordó que el Lago de Chapala tiene que existir. 3.- Que la Cámara de Diputados, asuma su responsabilidad y reviva las gestiones para que el Lago sea declarado como usuario del alto Lerma. Con estas medidas sí estamos salvando a Temacapulín, a Chapala y al AMG.

mvrfundacion@gpovillamex.com fundacion@gpovillamex.com

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n3422131.htm

Leave a reply